Complejo de Tratamiento Integral de RCD

Descripción del Proceso Productivo

Los RCD (Residuos de Construcción y Demolición) al ser recepcionados se clasifican en limpios y mezclados.

Se entiende por RCD limpio, aquel cuya composición principal es el hormigón. Los RCD limpios suelen proceder de demoliciones y derribos, presentando las mejores aptitudes y posibilidades para reciclado.

El RCD mezclado, está formado por hormigón, materiales cerámicos, yesos, plásticos, papeles, madera y chatarras principalmente. Normalmente proceden de reformas y obras nuevas, son poco homogeneos y presentan alto contenido en finos. Existen posibilidades de reciclado previa limpieza y clasificación aunque el porcentaje de rechazo es superior al del RCD limpio.

En el proceso de recepción se rechazan todos aquellos contenedores que traen residuos peligrosos.